Fanariotas

March 4, 2007 at 4:21 pm (Historia)

Cuenta mi “Diccionario Universal de la Lengua Rumana“, del que tan orgulloso estoy, que un fanariot (plural fanarioti) es:

1. Alto funcionario proveniente de entre los nobles griegos del barrio de Fanar en Constantinopla.

2. Príncipe de los Principados de Moldavia o de Valaquia, reclutado por los turcos de entre estos altos funcionarios (en el periodo 1711 – 1821).

3. (fig) Hipócrita, falso, corrupto, viciado.

Para entender el salto de la segunda a la tercera de las acepciones no nos queda más remedio que hacer un poco de historia, y ver a qué se dedicaron los fanariotas por los Principados Rumanos (Moldavia y Valaquia) entre 1711 y 1821.

Hasta 1711 los Principados gozaban de una autonomía plena, aunque siempre bajo soberanía otomana. Los príncipes eran elegidos por las instituciones tradicionales de Moldavia y de Valaquia, y confirmados por la “Sublime Puerta” (el Sultán de Constantinopla).

Durante la guerra ruso-turca de 1710-1711 Dimitrie Cantemir (príncipe de Moldavia) se alineó abiertamente con Pedro el Grande de Rusia. El príncipe valaco Stefan Cantacuzino también traicionó al Sultán de Constantinopla, esta vez frente a los Habsburgo, en 1716. Derrotados ambos por la “Sublime Puerta“, serían los últimos príncipes rumanos en más de cien años, en cada uno de los dos territorios.

El nuevo sistema de elección de los príncipes, instaurado por la administración otomana, era mucho más simple y efectivo para Constantinopla. Se nombraba a un griego fanariota (los turcos no parecían adecuados), a cambio de una gran “ofrenda” al sultán. A mayor cantidad ofrecida, más posibilidades de resultar elegido. La duración del mandato era extremadamente breve: uno o tres años. En ese periodo el príncipe se desplazaba a Bucarest o Iasi con un séquito compuesto por su familia y por los prestamistas que habían financiado su ofrenda. La principal preocupación del fanariota consistía en amortizar los costes incurridos y obtener ingresos suficientes para poder vivir desahogadamente tras el período de principado.

El sistema fanariota implicaba una fuerte presión fiscal sobre los súbditos, que además tenían que enfrentarse a una administración pública viciada y corrupta desde la base. Los funcionarios obtenían sus cargos a cambio de una cierta cantidad ofrecida al príncipe fanariota, que después amortizaban sobradamente (a pesar de que no contaban con salario). Se decía que un puesto de funcionario era más rentable que un feudo.

Si el Sultán de Constantinopla quedaba satisfecho con el desempeño del príncipe, éste tenía muchas posibilidades de resultar reelegido, en el mismo o en el otro principado, a cambio de la correspondiente “ofrenda”. La cotización de Valaquia era mucho más alta que la de Moldavia, ya que se consideraba un territorio más rico. Los más de 40 príncipes elegidos entre 1711 y 1821 pertenecía a unas pocas familias de nobles fanariotas: Mavrocordatos, Racovita, Ghica, Callimachi, Ipsilanti, Moruzi, Caragea y Sutu.

Alexandru Sutu, Príncipe de Valaquia (1802; 1818-21) y Moldavia (1801-02)

En la memoria colectiva rumana ha quedado una fuerte impresión de la corrupción fanariota, a pesar de que algunos de los príncipes demostraron ser buenos dirigentes. Por ejemplo, Constantin Mavrocordatos (seis veces príncipe de Valaquia y cuatro príncipe de Moldavia) racionalizó el sistema fiscal y decretó la emancipación de los siervos, en 1746 y 1749, siendo los Principados Rumanos el primer territorio donde se aplicó tal medida (al menos eso dice la wikipedia).

El fin del sistema fanariota coincidió con la creciente influencia rusa en los principados (guerra ruso-turca de 1812 y anexión de la Besarabia), la decadencia del Imperio Otomano y la independencia de Grecia (1823) . Tras la fracasada revolución de Tudor Vladimirescu contra los otomanos, en 1821, no se volvería a elegir a ningún fanariota como príncipe de Valaquia o Moldavia.

Pero acabar con la corrupción en el gobierno y la administración de los rumanos no sería tan fácil. Gran parte de los funcionarios y las élites rumanas estaban “fanariotizadas” completamente (¿estaban?). Han pasado 186 años y todavía queda mucho para derrotar a los corruptos. Los 42 años de comunismo tampoco han ayudado. La huella fanariota-comunista es profunda.

Advertisements

5 Comments

  1. Democracia en Rumanía: 5.000 € para ser candidato a concejal « Historias de Rumanía said,

    […] La consecuencia lógica de lo anteriormente expuesto es que las autoridades públicas se esforzarán en obtener rentabilidad de sus cargos, para amortizar convenientemente el capital invertido. Un sistema que recuerda, en alguno de sus aspectos, al fanariota. […]

  2. Cristina said,

    Oh my God!!! me siento totalmente incapaz de concretar si es ud. originario de Rumania o de España. Si fuera tan amable de esclarecer mis dudas me quitaría un gran peso de encima.
    🙂

  3. Gigi said,

    Jejeje, gracias por la duda, me encanta que la gente se lleve la impresión de que soy rumano. Soy un español que vive en Rumanía, aunque un poquito rumano sí que me siento ya.

    Te devuelvo la pregunta en plan boomerang, porque por lo que veo en tu blog vives en España y escribes en español, pero te apellidas Pop, lo cual es más rumano que el covrig. ¿Española o rumana? ¿O las dos cosas?

  4. Amanda said,

    Hola, soy productora de una serie de televisión sobre viajes. Uno de los capítulos estará dedicado enteramente a Rumania. Estamos buscando españoles que vivan allí y que tengan historias interesantes…Gracias, Amanda

  5. verónica said,

    Hola,

    Mi nombre es Verónica y trabajo en el prpgrama de TV castellano manchegos por el mundo. Vamos a visitar Bucarest del 10 al 14 de marzo y estamos buscando castellano manchegos que vivan allí. También vamos a visitar BRasov y el castillo de Bran. Si vives en alguno de los dos sitios o cerca, eres castellano manchego y te interesa participar o conoces a alguien puedes escribirme a vcareaga@pluralent.com o llamarme al 607581174.

    Muchas gracias

    Un saludo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: